Información pacientes

El método del Enlace Mecánico Osteopático es un concepto de diagnóstico y de tratamiento ha sido inicialmente elaborado por Paul Chauffour, osteópata francés, en los años 1970. Es el resultado de más de 40 años de investigaciones, de experiencias y de práctica diaria. En colaboración con Eric Prat, y después con un grupo de osteópatas encargado de la investigación clínica y de la enseñanza, el Enlace Mecánico Osteopático ha sido desarrollado considerablemente.

Los principios fundamentales del fundador de la osteopatía Andrew Taylor Still se han profundizado y actualizados para desembocar en una técnica innovadora y muy sofisticada, hoy enseñada en el mundo entero.

 

La lesión osteopática puede definirse como la pérdida de elasticidad de un tejido, es decir, la resistencia de una estructura cuando se pone en tensión por medio de la mano del osteópata. Puede tratarse de una articulación, un ligamento, un nervio, una arteria, de una víscera, de un órgano, de un hueso o de la piel.  

Los grandes principios del tratamiento

Mediante test de presión o tracción sobre el conjunto del cuerpo, tu osteópata va a poner en evidencia una resistencia anormal de los tejidos, evaluando su elasticidad y su flexibilidad.

      

No es necesario tratar todas las lesiones encontradas. El terapeuta va a encontrar, a través de test manuales, las resistencias de los tejidos y va a jerarquizar las principales lesiones. No tratará nada más que éstas, pues son las más resistentes a los test. No son obligatoriamente las más dolorosas para el paciente, y a veces se encuentran a distancia del síntoma principal, pero tendrán una acción general sobre el conjunto del cuerpo.

 

El recoil es la técnica de corrección original y específica del Enlace Mecánico Osteopático.

 

      

Este gesto consiste en liberar con los dedos la fijación o bloqueo del tejido aplicando un breve y vivo impulso contra la resistencia del mismo. Es una técnica suave, eficaz, simple, extremadamente rápida y confortable, y que respeta la fisiología del tejido.

Lo que hay que retener

El Enlace Mecánico Osteopático es una terapia general osteopática moderna, global, precisa, sin contraindicación, que se aplica a todos los tejidos del cuerpo. El terapeuta del Enlace, de hecho, hace craneal, visceral, articular, pero sobre todo utiliza técnicas novedosas en osteopatía sobre el hueso, las arterias y los nervios.  

El Enlace Osteopático se dirige a todas las edades, desde el bebé al adolescente, del adulto a las personas mayores.

Es un método suave, sin manipulación ni movilización forzada de las articulaciones y por tanto sin ”crujidos”.

A veces, algunos días después del tratamiento, puede aparecer fatiga, sensación de agujetas o algunos pequeños dolores. El cuerpo puede necesitar hasta 3 semanas para adaptarse totalmente al tratamiento y encontrar el equilibrio.

 

Para realizar un tratamiento completo, son necesarias de dos a tres consultas separadas entre sí de tres o cuatro semanas. 

Se aconseja una consulta preventiva una o dos veces al año, aún sin síntomas o dolor.

Puedes consultar a tu osteópata en primera intención, sin prescripción médica. En Francia, una parte de los honorarios se hace cargo la Mutua. En caso de duda sobre el beneficio de la osteopatía en tu caso particular, háblale a tu osteópata o a tu médico de cabecera.

 

 

ENCUENTRA UN TERAPEUTA